Antecedentes a la terapia floral

La ciencia se presenta como el esfuerzo humano por lograr el descubrimiento de las leyes y los elementos de la naturaleza. El modelo mecanicista, dualista y positivista de la ciencia en los siglos XIX y XX, precedente a Edward Bach, tuvo un proceso de caída debido principalmente a cinco antecedentes:

  • El concepto de intuición que introduce el romanticismo, pone en valor unos caminos de conocimiento diferentes a la percepción y la conciencia.
  • La concepción dinamista de la energía que forma parte de un universo que no es tangible ni real, poniendo en duda la verificabilidad del positivismo 
  • El concepto de evolución que suplanta al fijismo, mientras que la ciencia evoluciona al alma.   
  • La totalidad y solidaridad entre las cosas. El todo es mucho más que la suma de las partes.
  • Lo inconsciente que se incorpora a través del Psicoanálisis como formado de conductas.

Bach nunca estuvo de acuerdo con la medicina contemporánea porque simplemente paliaba los síntomas, sin pararse a pensar en las causas. Su trabajo consistía en localizar estas causas para actuar sobre ellas, lo que llevó a crear su propio método de curación. 

Flores de Bach: La Terapia Floral

Filosofía de la Terapia Floral

Edward Bach desarrolla la Terapia Floral, también conocida como las flores de Bach, en su afán por introducir dentro de la medicina una perspectiva holística, que no solo contribuye a mejorar la salud de un paciente, sino también a lograr una evolución del mismo. Su contacto con diferentes líneas de pensamiento, entre ellas orientales, fueron claves en el desarrollo de este pensamiento.

La filosofía de la Terapia Floral incide en la existencia de un universo en el que todo está conectado, presentado al Amor como orden universal y al hombre como una expresión de ese Amor en la Tierra. Bach diferencia al hombre, un ser temporal, del alma, que define como chispa de ese Amor y es atemporal, encontrándose eternamente en un proceso de perfeccionamiento y búsqueda de ese Amor. Es en ese proceso en el que se encarna en hombre para adquirir sabiduría a través de la experiencia y personalidad.

La relación de la filosofía de las flores de Bach con la medicina viene dada porque para el autor, la enfermedad surge como un conflicto entre el alma y la personalidad debido a la desviación del camino por parte del hombre. La teoría de Bach sobre la enfermedad cuenta con algunos principios:

  • La enfermedad no es un mal  a suprimir, para Bach tiene un significado mucho más positivo, es la alarma que anuncia la desviación del camino y te ayuda a reorientar hacia la senda adecuada.
  • La enfermedad es consecuencia del conflicto entre el hombre, que se desvía del camino adecuado y el alma, que debe avisar sobre esta situación para continuar con su aprendizaje.
  • La enfermedad se produce por factores personales o factores transpersonales.
  • La enfermedad no tiene causas físicas, sino que proviene de defectos como el orgullo, el odio o el egoísmo.
  • La enfermedad no es casual, da la oportunidad para concienciarse sobre la situación y enmendar la expresión de vida.

La ayuda de la Terapia Floral

Edward Bach toma conciencia sobre la importancia de la naturaleza, que pone al servicio de la vida elementos que ésta necesita para evolucionar. Las plantas también son parte de la expresión del Amor al igual que el hombre.

Durante su investigación, Bach desarrolló las llamadas Flores de Bach, un total de 38 remedios florales vinculados a 38 estados emocionales arquetípicos. Estos remedios  son uno de los instrumentos de la Terapia Floral para ayudar al enfermo a entender el por qué de los síntomas y a que sea consciente de la desviación del camino. Es un proceso personal e íntimo que necesita de la ayuda de un guía formado para acompañar en el proceso de transformación, el terapeuta floral.

Lo que aporta la Terapia Floral es el desarrollo de un proceso de comunicación con el paciente para que sea consciente de las causas que provocan su trastorno mental, emocional y físico, que pueden expresarse en estrés malestar, depresión… Estos síntomas, que acaban convirtiéndose en enfermedades, se desconoce su origen.

Es importante profundizar las causas primeras, analizarlo con el terapeuta para que el propio paciente encuentre la solución. Para ello, también se utilizan los elixires florales, preparados con disoluciones de uno o varios de estos elixires y que reequilibran la energía emocional.

La Terapia Floral “obliga” al paciente a buscar en las sombras de su mente, en sus recuerdos o emociones, cuál es la primera causa de sus problemas. Cuanto esta solución se encuentra muy profunda, la función de un terapeuta formado es necesaria para acompañar en el proceso de sanación.

Descubre todas nuestras Terapias Estéticas Personalizadas (aquí).